Asia

Excursión a Nara desde Kyoto

Pin
Send
Share
Send


Nos levantamos un poco pronto por la mañana y fuimos a la estación de Kyoto para ir a Nara. De camino paramos en una “combini” y compramos allí el desayuno. Hay dos trenes que van a Nara el exprés que tardar unos 50 minutos (atención este sale del andén #8!) y el de cercanías que tarda casi el doble (andén #10). Nosotros nos equivocamos de andén y cogimos el lento, así que al final el madrugón nos sirvió de poco y decidimos pasar alli el día entero tranquilamente.

Finalmente cuando llegamos a la estación de Nara fuimos a la oficina de turismo a buscar un mapa y la dependienta al saber que éramos de España nos despidió con un “hasta pronto”.

Templo Kofukuji

Con el mapa en la mano nos dirigimos por Sanjô Dôri, que es una calle comercial muy interesante, hacia el parque de Nara. Nuestra primera parada fue en el Templo Kofukuji y vimos la Pagoda de cinco pisos, que con sus 50 metros es la segunda más alta del país. Después de ver la pagoda, entramos en el Parque de Nara famoso por sus ciervos (mensajeros de los dioses).

Parque de Nara

El parque es muy extenso y está lleno de ciervos en libertad. Compramos unas galletas especiales que venden en el mismo parque llamadas “shika sembei” (150¥) y estuvimos alimentando a las criaturas. En principio los ciervos son muy inofensivos y sociables, aunque a mi uno de ellos me dio un mordisco en el michelin cuando me quede sin galletitas…

Cartel con la normativa del Parque de Nara:
Nada de dar comida extraña ni darles palazos!

Tampoco se os ocurra tocar las crias que mama-cierva se enfada!En el fondo son muy monos los ciervos.

Pin
Send
Share
Send